CLUB A 3 DE FEBRERO

Fundado el 23 de junio de 1932
Islas Malvinas 2681 - San Andrés, San Martín-
T.E: 4-755-1318
Correo: tres_defebrero@yahoo.com.ar
MIEMBRO DE FEDECUS
FUTBOL-BASQUET-NATACION-VOLEY-YOGA-WATER POLO-GYM-PATIN-FITNESS-SPINNING-PILATES-TAEKWONDO-GIM. ARTISTICA-DANZAS

sábado, 31 de diciembre de 2011

CONOCIENDO A LAS AUTORIDADES DEL CLUB


En un suplemento especial de fin de año del Semanario Huella, el periodista Leonardo Mazza hizo una extensa nota con el presidente y la tesorera del club recorriendo la actualidad de nuestra institución y explicando la política y manera de pensar de esta Comisión Directiva.

Entrevista al presidente y la tesorera del Club 3 de Febrero de San Andrés
“Los clubes fueron, son y serán siempre un espacio de contención y de formación”
Juan Carlos Mayer e Irma Fraccarolli recibieron a este medio y explicaron la difícil situación que atraviesan las instituciones intermedias. Cómo se hace para crecer a pesar de la adversidad y el Estado que se desentiende. Dejar todo de lado por amor al club.

Estacionó el auto, ingresó al club y fue directo a hablar con un empleado. Como no podía de ser de otra manera, el comentario no era bueno. Había sucedido un imprevisto, que obviamente hubo que solucionar. Los imprevistos parecen ser ya una rutina de todos los días, cada vez que Juan Carlos Mayer, presidente de la institución, pone un pie en el Club 3 de Febrero, de San Andrés.
El buffet del club fue el lugar elegido por Mayer y la tesorera Irma Fraccarolli para dialogar con este medio y contar lo dificiles que son sus tareas: mantener en pie y hacer crecer a la institución.
Café de por medio, el grabador se encendió y Mayer, que comenzó su tercer período como presidente, explicó: “Hace algunas décadas, las rifas y los bailes eran una fuente de ingreso para los clubes. Hoy, entre los boliches y las quinielas y las casas de juego, ningún club puede hacer una rifa porque nadie la compra. A la vuelta de cualquier esquina podés jugar por 2 mangos. Hoy si querés hacer una rifa por un auto, tenés que poner un valor de 500 mangos. ¿Quién te la compra?”.
Irma respondió, contando un caso propio: “Hace un tiempo hemos hecho rifas con un precio muy accesible y no las hemos podido vender. Porque la gente no tiene la idea de decir: ‘Bueno, le compro la rifa para ayudar al club’”.
Seguidamente, la tesorera se explayó sobre cuál es el rol de los clubes: “El club es un servicio para la comunidad. No es más el club de barrio que era antes, cuando veníamos y pasábamos todo el día. Eso hoy sólo lo hacemos los dirigentes y los padres que están involucrados en alguna actividad y vienen a colaborar. El pensamiento de hoy es diferente”.
LA  LUCHA  DE  LOS  CLUBES
“La otra gran diferencia es que cuando yo empecé a venir al club, también era socio mi hijo y todo el entorno familiar –explicó Mayer–. Hoy sólo es socio el que hace la actividad y más que socio es un usuario. Entonces es muy difícil superar esta distorsión y el desequilibrio permanente que hay entre ingresos y egresos (…) Como todos los clubes somos una sociedad sin fines de lucro, pero para las empresas prestadoras de servicios somos una empresa. En los impuestos, por ejemplo en el gas estamos dentro de la categoría ‘Cliente comercial Nº 2’. Nuestro estatus es sin fines de lucro, pero para las empresas somos clientes comerciales. Esto no hay forma de cambiarlo porque no tienen en cuenta nuestro estatus jurídico sino nuestro consumo”.
-Junto a la Federación de Clubes (Fedecus) es uno de los reclamos que hacen al Estado.
-IF: Sí, se está trabajando y golpeando puertas. Se está trabajando, pero las autoridades parecen que tienen los oídos un poquito tapados.
“Esto es en todos los órdenes: municipal, provincial y nacional”, dijo el presidente, quien agregó: “Hay un intención de modificarlo. Escuchás permanentemente mensajes de ayuda a través de subsidios, pero en la realidad son muy escasos y no alcanzan para cubrir este déficit. Ahora estamos muy preocupados por la quita de los subsidios del Estado Nacional a los servicios públicos. Nosotros no sólo no podemos renunciar sino que tendríamos que pedir más subsidios. Es más, a través de Fedecus hicimos una serie de presentaciones para que no tengamos impuestos sobre los servicios porque no sólo no nos dan subsidios sino que en cada factura pagamos impuestos. Es cerca del 40% del total”.
“La diferencia entre una empresa y nosotros es que ellos son pagadores pasivos y transitorios del servicio y los impuestos porque forman parte de sus costos de comercialización. A través de ello recuperan los gastos de gas y luz. Si las empresas prestadoras del servicio incrementan la tarifa, ellos lo trasladan al precio final del producto o servicio. Nosotros somos pagadores y consumidores finales y no podemos trasladar ese gasto a la cuota social. Nos tratan como si fuésemos un comercio. Una cosa de locos”, se lamentó Mayer.
AL  MAL  TIEMPO,  BUENA  CARA
A pesar de todos estos problemas que se le presentan en el camino, el Club está en permanente crecimiento a nivel institucional: en el último año ha incrementado la cantidad de socios y además ha realizado importantes obras. “Sí, esto es cierto. En este momento si. Pero a pesar del crecimiento, el Club sigue teniendo un pasivo que también está en crecimiento”, comentó el presidente.
-¿Cómo se hace para achicar ese pasivo?
-IF: Es muy difícil porque el pasivo que tenemos es un arrastre de muchos años. Hoy, lo único que nos sacaría este pasivo es si el Estado hiciese lo mismo que hizo con los clubes de fútbol, afiliados a la Asociación del Fútbol Argentino, quitándole todas las deudas que tenían con las cargas sociales y suspender todos los juicios. Nosotros no estamos en ese rango; lo hemos pedido, lo hemos hablado con cuanta autoridad hemos podido, pero no obtuvimos respuestas. Los clubes de fútbol, que ganan dinero con la venta de jugadores, tienen este beneficio y los clubes de barrio no tenemos esa misma suerte.
-JCM: Al igual que muchos clubes de la zona, el pasivo que tenemos no es por deudas comerciales ni el sueldo de los empleados. Nuestra deuda son cargas sociales y aporte previsional. Lamentablemente, no la podemos pagar.
-IF: Este es el pasivo que hay. Deudas comerciales no tenemos y los empleados están al día.
DE  FEDERATIVO  A  SOCIAL
En el último tiempo el club tuvo un cambio de perfil: pasó de ser deportivo o federativo para cumplir un rol más social. “De federativo sólo nos queda una actividad: el básquet, que se solventa solo, pero no genera grandes ingresos”, indicó Mayer, quien agregó que antes el club se caracterizaba por tres disciplinas federadas: bochas, natación y básquet. “Apenas alcanzaban a cubrir sus gastos, pero no aportaban ingresos para cubrir los gastos generales fijos que tiene la institución”, dijo el presidente, señalando además que esta decisión le permitió al socio utilizar mejor el espacio.
Sin embargo, tomar esta decisión tuvo su contracara. “En su momento tuvimos un gran déficit de socios, que decidieron darse de baja”, explicó la tesorera, quien se enorgullece al decir que desde hace 2 años y medio el Club no incrementa su cuota social y que “ahora estamos haciendo socios nuevos todos los meses”.
“Vienen nuevos socios porque el Club ofrece un abanico de actividades. Antes no teníamos qué ofrecerles. Ahora tenemos, entre otras cosas, un espacio vital donde estaban las dos canchas de bochas. Es un salón de usos múltiples (SUM) que abarca 300 metros cuadrados”, contó Mayer.
INVERSIONES  PARA  EL  SOCIO
Más allá de los gastos mensuales, el club tuvo en los últimos meses dos grandes inversiones: el nuevo globo para cubrir la pileta, que costó 53 mil pesos, y el piso del SUM, que tuvo un costo de 34 mil pesos aproximadamente.
LA COOPERATIVA QUE NUNCA REALIZÓ LA OBRA
En octubre del año pasado, a través del Programa Nacional “Argentina trabaja”, el Estado Nacional le asignó al Club la cooperativa de trabajo “La Gaby” (NdeR: Según el sitio oficial del Ministerio de Desarrollo Social tiene la matrícula Nº 34.879; y una nota publicada en el sitio web del Movimiento Evita señala que su secretario es Claudio Dávalos) y un módulo de dinero para realizar la obra del SUM. Dicha cooperativa depende del Movimiento Evita, que conduce Magui Gagey, quien a su vez delegó en Victoria Pilud la tarea de hacer el seguimiento de la obra en el Club. Sin embargo, los obreros de la cooperativa nunca aparecieron y el dinero no se sabe dónde fue a parar. “Todavía la seguimos esperando a la cooperativa. Seguramente en vez de una velita le pondremos dos porque el primer cumpleaños ya lo festejamos”, ironizó Irma.
“En cinco oportunidades vino una funcionaria del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación para ver cuál era el estado de la obra”, comentó Mayer y seguidamente la tesorera continuó relatando la historia: “La última vez que vino a inspeccionar la obra la funcionaria, hablé con ella y le pregunté dónde fue el dinero que tenía asignado la cooperativa. El Estado le paga un sueldo a esta gente para que trabaje y pueda lograr una inserción laboral. Por eso, me pareció fabuloso el programa (…) Quiero que me digas, le pregunté a la arquitecta, dónde fue a parar esa plata porque nosotros tenemos el módulo, el dinero y el material asignado. Si vos venís acá a hacer una inspección quiere decir que hay algo. Entonces, todas estas veces, vos qué informaste de todo esto. No queremos ser cómplices de un robo porque para mí esto que pasó es un robo al Estado”.
Mayer recordó: “Luego de asistir a varias reuniones y completar cientos de papeles, nos asignaron originalmente un módulo de 60 personas y dinero para hacer la obra. ¿Vos viste algo? Yo tampoco”.
ADMINISTRAR   MISERIA
“Ser dirigente hoy en el Club ya es mucho más que por amor. Y para colmo hay gente que por ahí dice: ‘Y, por algo están’. Otro problema que tiene éste y otros clubes es la falta de dirigentes. Para conformar la comisión directiva hay que tener doce miembros titulares y doce miembros suplentes. Todos los años que se hace la asamblea ordinaria, con renovación parcial de autoridades, es una enorme dificultad conseguir seis o siete personas que quieran integrar la comisión directiva. Nadie quiere venir acá porque en la práctica todos saben que es venir a administrar miseria. Administrando riqueza te podés equivocar, pero estás cómodo. En cambio administrar miseria como ella, que es tesorera. Sabés las veces que se fue llorando de acá”, dijo Juan Carlos, observando a Irma, quien acotó: “Fue en 2003 y 2004 porque no teníamos para pagarle a los empleados. Era terrible. Teníamos atrasos de sueldo y no los podíamos pagar. Venían y nos decían que nos cortaban el gas. Si vos tenés un poquito de responsabilidad de lo que estás haciendo, no te podés sentir bien”.
LA  CONDUCTA  EN  EL  CLUB
“Hoy en día, y a lo mejor todavía no nos damos cuenta, la base fundamental de una sociedad es la familia. Y la sociedad actualmente, en varias partes del mundo, está en una seria crisis de todo tipo. La juventud, en mi época, tenía expectativa de vida. No puedo entender la forma en que toman alcohol y cómo se intoxican con drogas. Hay violencia de todo tipo: violencia en la calle y hasta violencia escolar. Sin embargo, esto no está pasando en los clubes. En los clubes los chicos se portan mejor. ¿Por qué en la escuela se portan mal y en el club se comportan bien? Debe ser porque a la escuela van obligados y acá vienen porque les gusta, porque quieren (…) Los clubes fueron, son y serán siempre un espacio de contención y de formación. De eso no te quepa ninguna duda. Hoy esta contención a lo largo y ancho del país que hacen los clubes, no existiría si la tuviese que hacer el Estado, porque le costaría millones de pesos y sería imposible de organizar. Ahora, cómo explicás esto a los políticos, a las autoridades y a la sociedad en general (…) El lugar de contención seguirán siendo los clubes porque son irremplazables”.
-¿En qué se diferencia el Trede del resto de los clubes?
-JCM: Por lo que siempre se caracterizó este Club del resto es el carácter familiar. Es un club donde convive gente de todas las clases sociales. Acá la contención y el lugar es para familia.
-IF: Cuando viene un socio nuevo se lo incluye, no se lo separa. Igual sucede con los padres que acompañan a los chicos. Los chicos se conocen todos y el portero saben si lo vienen a buscar o no. El chico solo no se puede ir del Club.
BUENA  RELACION  CON  KATOPODIS
“Con el flamante intendente de Gral. San Martín, Gabriel Katopodis, tenemos una buena relación desde hace varios años. En 2005, Katopodis nos dio una mano muy grande cuando era viceministro de Desarrollo Social de la Provincia. En el Club teníamos el cartel de remate colgado. Tocamos timbres y Katopodis nos consiguió de la Provincia un subsidio, que trajo personalmente”, respondió Mayer ante la consulta de este medio. “Tenemos una buena relación –continuó–. Además él, en su campaña y plataforma política, siempre habló y defendió a los clubes justamente por el importante trabajo social que realizan”.
Irma Fraccarolli, que hace un año y medio que se reincorporó a la comisión directiva (primero como prosecretaria y luego como tesorera), comentó que están esperando que el nuevo intendente se acomode en su función y luego van a solicitar una reunión, con el fin de empezar a tratar con él la problemática de los clubes.
Para finalizar, Irma invitó a todos los vecinos “a que vengan a visitar nuestra institución”. Mayer acompañó a este medio a recorrer las instalaciones y después, seguramente, habrá continuado con su actividad, solucionando algún inconveniente.


EN UNA LINEA
-FIN DEL CLUB: “El club es un servicio para la comunidad”
-PERFIL DEL SOCIO: “El socio actual más que socio es un usuario”
-SERVICIOS: “Nuestro estatus es sin fines de lucro, pero para las empresas somos clientes comerciales”
-QUITA DE SUBSIDIOS: “Nosotros no sólo no podemos renunciar sino que tendríamos que pedir más subsidios”.
-COOPERATIVA: “En octubre del año pasado nos asignaron 60 personas y dinero para hacer una obra ¿Vos viste algo?”.
-FALTA DE DIRIGENTES: Todos los años que se hace la asamblea ordinaria, con renovación parcial de autoridades, es una enorme dificultad conseguir seis o siete personas que quieran integrar la comisión directiva. Nadie quiere venir acá porque en la práctica todos saben que es venir a administrar miseria.
-CONDUCTA DE LOS JOVENES: “Hay violencia de todo tipo: violencia en la calle y hasta violencia escolar. Sin embargo, esto no está pasando en los clubes”.
-CARACTERISTICA: “Por lo que siempre se caracterizó este club del resto es por el carácter familiar”.

Leonardo Mazza (Semanario Huella sábodo 17-12-2011)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo más leído del mes

SEGUIDORES

Imágenes del TREDE